Get Adobe Flash player

Una pérdida de agarre en una fuerte frenada tras un rasante provocó una leve

salida de carretera que impidió que el Renault Clio Cup pudiera continuar adelante. El joven dúo grancanario podría haber aspirado a una buena posición en esta tercera prueba del provincial de Las Palmas de rallies celebrada elpasado sábado.

El 54 Rally Isla de Gran Canaria no tuvo el principio que Néstor Santana y David Rivero habían imaginado. Un leve impacto contra un muro durante la disputa del primer tramo, el de 'Las Presas-Coruña', dio al traste con todo el trabajo de preparación que habían venido haciendo a lo largo de la semana.

Fue en una fuerte frenada tras un rasante, punto que estaba mucho más resbaladizo de lo esperado y que puso también en apuros a otros equipos. “Quizá podría haber quedado sólo en un susto si hubiéramos atacado antes el rasante, pero el verdadero problema es que al reconocer, yendo a velocidad normal, no detectamos que hubiera tan poco ‘grip’ en ese punto y fue imposible evitar el toque”, explica el piloto de la Villa de Teror.

Con pocos kilómetros encima y con un ritmo aún 'in crescendo' en este tramo tan complejo, Néstor Santana y David Rivero -que este fin de semana cumplía siete años enactivo como copiloto- tuvieron que bajarse muy pronto de este rally en el que tenían grandes expectativas. “El recorrido daba oportunidades a coches como el nuestro y viendo cuál fue el desarrollo de la carrera, creemos que podríamos haber dado guerra. Ha sido una pena porque lo podríamos haber pasado muy bien”, añade el piloto.

Sobre si este contratiempo puede trastocar lo que queda de temporada, Santana sólo quiere pasar página y tener el Renaul Clio Cup en perfecto estado de revista de nuevo. “Pronto nos pondremos manos a la obra para volver a competir y así quitarnos esta espina. Hemos dejado de sumar unos puntos muy valiosos, pero aún queda temporada por delante”, añade.

Compartir