Get Adobe Flash player

El piloto de Auto-Laca Competición afronta una nueva aventura mundialista en un rally en el que participa por cuarta vez pero que va a ser imprevisible según lo visto en el inicio

de los reconocimientos. Tanto él como Rogelio Peñate esperan poder aprovechar su experiencia para empezar con buen pie su singladura en esta copa.


Una temporada más llega el Rally de Portugal y con él los canarios Yeray Lemes y Rogelio Peñate inician una nueva etapa en el Mundial de Rallies. Al abrigo este año de la novedosa Drive DMACK Fiesta Cup, va a ser su cuarta participación en la prueba lusa, una experiencia previa del terreno que esperan que les pueda servir de ayuda para terminar los 16 tramos cronometrados en una buena posición.

Aunque Lemes y Peñate no rehúyen de la etiqueta de aspirantes al título de esta nueva copa, saben por experiencia propia que con un calendario de pruebas reducido no hay gloria sin regularidad. Lo rudo del terreno luso obliga a los participantes a medir muy bien cada ataque porquepuede pasar factura. Esto lo sufrieron en el pasado el lanzaroteño y el grancanario y este año todavía hay que ser más cauto porque, a diferencia del JWRC, en la Drive DMACK Fiesta Cup los equipos harán todas las etapas al completo.

“Es un rally en el que hay que saber bien dónde debes atacar y dónde levantar el pie. Van a ser tres días de competición, dieciséis tramos y habrá que regular. Pero tampoco vamos a poder dormirnos, porque tal y como está el reglamento, con un puntoextra por cada scratch, quien no arriesgue puede ser que gane el rally perosume menos puntos que el segundo”, explica Lemes.

A la dureza del terreno luso este año se une las intensas lluvias que han caído en las últimas horas. De hecho algunos de los tramos no han podido ser reconocidos en su totalidad por los pilotos porque las pistas por las que discurren se han convertido en verdaderos ríos de agua.

Además, este primer rally servirá para conocer quiénesvan a ser los aspirantes a ganar ese premio de un programa con un Ford Fiesta R5 dentro de la estructura de DMACK en 2015. Lemes prevé un elevado número de rivales por el título. “Estoy seguro de que todos los que, como nosotros, vienen del Mundial de Rallies Junior serán muy rápidos desde este primer rally. En general creo que seremos cinco o seis los equipos con opciones, así que no podemos dormirnos”, insiste el lanzaroteño.

La adaptación al coche no será un problema. Este miércoles los doce equipos participantes van a realizar un test con los Ford Fiesta R2, un coche que Lemes conoce de la temporada 2011 y la 2013, año en el que obtuvo el subcampeonato mundial Júnior. Además el piloto de Auto-Laca llega rodado después de haber tomado parte hace sólo unos días en el Rally Islas Canarias ‘El Corte Inglés’, donde obtuvo su primer podio absoluto en el Campeonato de España de Rallies de Asfalto con el Ferrari 360 Rallye del equipo tinerfeño.

Rogelio Peñate considera que aunque sean dos vehículos radicalmente diferentes, los kilómetros hechos le vendrán muy bien para empezar a tono desde el principio. “Ya se vio en la segunda mitad de temporada pasada que Yeray fue otro desde que empezó a competir con regularidad. Por otros años ya hemos sufrido lo importante que es sumar en todos los rallies y en Portugal hay que empezar fuerte. Debemos aprovechar la experiencia que tenemos”, afirma.

El de Santa Lucía de Tirajana sabe de la importancia de los puntos extra por tramo ganado –“más aún cuando haremos todas las etapas”, recuerda–, pero considera que para aspirar a ganar la Drive DMACK Fiesta Cup hay que ir en busca de un buen resultado desde ya. “Sabemos que hay que cuidar en determinados sitios y es lo que haremos, pero no podemos dejar de ir al máximo”, concluye.

En esta nueva temporada en el Mundial de Rallies Yeray Lemes cuenta con el patrocinio de Auto-Laca, Lanzarote, RACC, Costa Teguise y la Federación de Automovilismo de Las Palmas.

Compartir