Get Adobe Flash player

 

Tras el abandono de la anterior cita, el lanzaroteño vuelve a El Bierzo con el

firme propósito de seguir ampliando su renta de puntos en un rally que va a ser nuevo para la inmensa mayoría de los participantes de esta copa. La Bk RMC celebra este próximo fin de semana en Castilla y León la cuarta cita de las ocho de su calendario. La región de El Bierzo repite como sede de un rally valedero para la copa creada y promovida por RMC Motorsport, aunque a diferencia de la anterior será sobre asfalto. Va a ser la segunda carrera que se celebre en esta superficie en la que Marcos González obtuvo un podio en el Rías Baixas.

El piloto canario conserva la tercera posición de la provisional con 17 puntos a pesar de que en el Rally de Tierra del Bierzo celebrado semanas atrás tuvo que encajar su primer abandono por una salida de carretera sin importancia. El reglamento de la Bk RMC establece que para la clasificación se retendrán los siete mejores resultados de esas ocho citas puntuables, de manera que Marcos ya tiene un rally a descartar. Este Rally del Bierzo que organiza el Team Repauto tendrá un primer asalto en la noche del viernes con un tramo urbano por Ponferrada de 3,3 km. Ya el sábado los de Distribuciones Viera afrontarán los nueve tramos restantes fruto del doble paso por ‘Villabuena-San Martín (12,94 km), ‘Lillo-Valle de la Forneda’ (13,05 km), ‘Villafranca’ (11,85 km) y el triple por ‘Sobredo-Corullón’ (25,75 km).

Será un rally no exento de dureza por las temperaturas que se prevén muy altas y porque los equipos tendrán el día 26 de julio una larga jornada de competición por delante de más de prácticamente doce horas. González, que ha hecho los reconocimientos a cerca de cuarenta grados, confirma que será una carrera muy física. “Los tramos son muy rápidos, con carreteras muy anchas y en las que se van a desarrollar velocidades muy altas. Son relativamente sencillos de reconocer y de anotar, pero requieren mucha fe a la hora de atacar. Después del abandono de la anterior carrera vamos a buscar nuestro propio ritmo, sin arriesgar. No nos importará quedarnos en un segundo grupo si los equipos de arriba aprietan porque nuestro objetivo es muy claro desde que hicimos las maletas para volver a El Bierzo: puntuar”, explica el piloto de Haría, que en esta ocasión contará a su lado con Raquel Ruíz una copiloto que conoce muy bien el terreno.

 

Compartir