Get Adobe Flash player

Día duro el de la segunda etapa del Rally de Finlandia para el lanzaroteño y su copiloto, el grancanario Rogelio Peñate. A pesar de sus esfuerzos no han podido evitar ceder tiempo respecto

al grupo de cabeza, especialmente en el TC11 en el que pincharon en dos ocasiones. Una circunstancia que les obligó a ralentizar su marcha para evitar un abandono.


La segunda jornada del Rally de Finlandia, tercera prueba del Drive DMack Fiesta Trophy que se disputa en el seno del World Rally Championship, ha sido complicada, más de lo esperado para los canarios Yeray Lemes y Rogelio Peñate. En los rapidísimos tramos de esta etapa no han podido evitar seguir cediendo tiempo respecto a los equipos que, desde el jueves, marchan en cabeza.

Las cosas se complicaron y mucho en el undécimo tramo del rally, el de ‘Kakaristo 2’, donde el Ford Fiesta R2 pinchó hasta en dos ocasiones. “Igual que algunos de nuestros compañeros, pinchamos. Tuvimos que parar a cambiar y lo hicimos muy rápido. Un minuto cuarenta ‘picamos’, de hecho sólo nos adelantó un coche. Pero la mala suerte no terminó ahí y un par de kilómetros después volvimos a pinchar otra vez. Tuvimos que acabar el tramo con mucho cuidado”, explica el de Auto-Laca Competición.

Y así, con sumo cuidado y con un neumático trasero que iba destalonado desde la mañana en el tren trasero Lemes y Peñate tuvieron que hacer los dos últimos tramos de lajornada, perdiendo la ocasión de pelear por el scratch en la súper especial de ‘Harju’, la misma en la que el jueves por la noche obtuvieron el octavo de esta temporada. A pesar de todoallí se quedó a 1,1’’ de lograrlo.

A más de cuatro minutos del líder de la carrera en este trofeo y anclados ya en la quinta posición a más de un minuto del cuarto, en la tercera etapa sólo queda evitar riesgos innecesarios. “Es muy complicado porque te pasas todo el día en cuarta y quinta velocidad. A poco que dudas te caen los segundos y en un momento en el que hemos vuelto a apretar ha sido cuando ha llegado el pinchazo. Si no nos hubiera pasado, quizá estaríamos entre los tres primeros, pero las carreras son así”, explicó el canario antes de tomar camino de la asistencia.

Su copiloto Rogelio Peñate se mostraba contrariado al completar los nueve tramos de la jornada. “El día no ha ido como habíamos pensado. Los pinchazos han llegado en muy mal momento y nos obligan a afrontar las dos etapas que quedan a la expectativa. No tiene sentido arriesgar, pero a la vez tenemos que estar muy atentos a lo que pueda suceder en los puestos de arriba. Todo punto extra que sumemos puede ser vital a final de año”, recordó el de Santa Lucía de Tirajana.

La tercera etapa, la del sábado 2 de agosto, tendrá tramos más conocidos por los canarios en sus dos anteriores participaciones de 2011 y 2013. Los de ‘Mökkiperä’ (13,84 km), Jukojärvi (21,93 km), Surkee (14,95 km), Himos (4,45) y Leustu (10,01 km) se harán todos a doble pasada para completar otra larga jornada de diez especiales.

Compartir