Get Adobe Flash player

El conocido popularmente como el Rally ‘1000 Lagos’ ha seguido dando muestras de su dureza. Los canarios de Auto-Laca

Competición han podido ascender una plaza en la provisional del Drive DMack Fiesta Trophy tras el abandono del equipo que llegaba a esta carrera por delante de ellos en la provisional. Problemas de motor han vuelto a retrasar al lanzaroteño y al grancanario que son cuartos.

El Rally de Finlandia, tercera de las cinco pruebas del calendario del mundialista Drive DMack Fiesta Trophy ha vuelto a dar muestras de su dureza en los diez tramos de los que ha constado la tercera etapa. Más saltos, más piedras escondidas en mitad de la trazada, agujeros... Los canarios Yeray Lemes y Rogelio Peñate han tenido que extremar su concentración para evitar cualquier problema que diera al traste con estos ya tres días de carrera. Aunque ha sido la mecánico el mayor de sus quebraderos de cabeza.

Después de los pinchazos del viernes, en esta etapa los de Auto-Laca Competición han podido volver a emerger como uno de los mejores equipos del trofeo. El piloto lanzaroteño obtuvo el segundo mejor scratch en ‘Surkee 1’ (TC16) y hasta en otras dos ocasiones se adjudicó el tercer mejor registro. La evolución era clara, pero el tiempo perdido en las dos etapas anteriores hacía difícil poder recuperar alguna posición en la general.

En el vigésimo tramo, el de ‘Jukojärvi 2’ parecía que el Rally de Finlandia volvía a ponerse cuesta arriba. El motor del Ford Fiesta R2 de los canarios empezó a fallar,haciendo que sus tiempos volvieran a empeorar claramente. Sin embargo, en un rally tan imprevisible como éste, una rotura de Tom Cave que era segundo en ese momento permitió a Lemes y Peñate ganar una posición para situarse cuartos cuando peor pintaban las cosas.

“Nos temimos lo peor. El motor no pasaba de 5.000 rpm, algo que le ha pasado a otros compañeros, pero a nosotros dentro del tramo. A partir de ese momento sufrimos un montón. Es una lástima porque llegó justo en el momento en el que estábamos rondando el scratch”, explicó al acabar la etapa Lemes. “Estábamos en sus tiempos y este fallo de motor ha dado al traste con cualquier oportunidad de sumar un punto extra. Se puede ir a este ritmo, pero con un riesgo enorme de pinchar. Ahora nos queda salir a buscar el scratch en los tres tramos que quedan mañana. Nunca hay que dar nada por perdido”, añadió su copiloto Rogelio Peñate. Sólo en los tramos de la tarde perdieronminuto y medio por este inconveniente mecánico.

Con Sander Pärn, el ganador tanto en Portugal como en Polonia, de nuevo afianzado en el liderato de este tercer rally del año, Lemes sabe que el título se pone extremadamente difícil. “No ha sido ninguna sorpresa verlo arriba. Lo veníamos diciendo desde hace semanas y ha sido muy inteligente en la manera en que ha planteado el rally. A partir de Alemania llega el asfalto y quién sabe, todo puede cambiar”, ha declarado el lanzaroteño.

De momento a este Rally de Finlandia le queda la cuarta etapa, la última que constará tan sólo de tres tramos que, en suma, elevarán a 36 los kilómetros cronometrados: dos pasadas por los 6,79 km repletos de saltos de Ruuhimäki y el más estrecho y largo con 23,02 km de Myhinpää.

En esta tercera cita de las cinco del Drive DMack Fiesta Trophy Yeray Lemes y Rogelio Peñate cuentan con el patrocinio de Auto-Laca Competición, Lanzarote, Costa Teguise, el RACC, LaFuGran Construcciones y la Federación Interinsular de Automovilismo de Las Palmas.

Compartir