Get Adobe Flash player

Otro año más, la escudería Fanmotor ha vuelto hacer alarde de su más exquisita puesta en escena con la celebración de una exposición

de coches clásicos y de competición en el pueblo de Santidad con motivo de las fiestas patronales de Ntra. Sra del Carmen, respaldados a la misma vez por la comisión de fiestas. Una velada que comenzó desde las diez de la mañana, en los aledaños de la parroquia y sus inmediaciones, aunque ya desde mucho antes los más madrugadores no quisieron perderse ni un ápice de lo que se presuponía una jornada dominical plena entre amigos y colegas del mundo de las cuatro ruedas.

Y así fue, el evento reunió a un gran número de participantes, aunque todo hay que decirlo, algo menos que la edición del 2014, porque se dieron cita unos cuarenta coches, mezclados en distintas disciplinas que serían clásicos y competición, con una estructura de colocación muy bien proporcionada y ajustándose de paso a cada una de las personas que lo visitaban, no habiendo en ningún momento queja ni por lejanías ni faltas de señalización, una muy buena ubicación que todos agradecieron, aunque también se unía la presencia del tradicional mercadillo con la venta de todo tipo de productos del mundo del motor así como otras actividades empresariales.

La fiesta del motor dominical tuvo en definitiva aires racing entre entendidos y colegas del mundo de las cuatro ruedas, que no dudaron para nada en recordar aquellos tiempos de antaño con presencia de joyas auténticas y muy bien cuidadas como las marcas  Austin, Mini, Seat, Ford, Morris, Anglia y un largo etc.  Como principal atracción de la jornada el Ford WRC de Tato Suarez que con su total remodelación deleito los ojos y también los oídos de los presentes.

Como ya conocemos de Fanmotor, que no se les escapa ni el más mínimo detalle, tuvieron la gentileza de regalar dos tickets por cada coche para que pudieran degustar un buen almuerzo en el Bar Ca’Feluco cada uno de los participantes al evento y aquella persona que se unía como extra pagaría diez euros más para su consumición propia.

La fiestas final de todos los componentes de la escudería para celebrar una gran jornada se hacía efectivo con un gran almuerzo que se alargo hasta altas horas de la tarde-noche, celebrando de paso el aniversario de nuestro compañero mecánico Gustavo que desde aquí lo felicitamos por su cuarenta y cinco cumpleaños, al que se unió también el recuerdo de nuestro queridísimo compañero Jenaro Falcón que siempre estará entre nosotros allá donde estén todos y cada uno de los componentes de la escudería Fanmotor.

En definitiva, un año más se cumplieron con los pronósticos y estadísticas dentro del régimen normal de un evento de estas características, agradeciendo desde aquí a la comisión de fiestas del pueblo de Santidad así como a todos y cada uno de los componentes de la escudería Fanmotor que dieron el “callo” en todo momento para que no faltara de nada en cada una de las actividades celebradas, y ahora toca esperar, hasta el año que viene…será más y mejor.

Compartir